¿Mito o realidad?: ¡¡Bébete el zumo, que se le van las vitaminas!!

¡Que levante la mano quien no haya escuchado esto! Y nos lo habrán dicho con toda la buena intención del mundo, pero sin nada de base científica.

Veamos…la vitamina C se oxida con rapidez si dejamos el zumo de naranja a temperatura ambiente, pero sigue manteniendo sus propiedades.

Para que se produjese una disminución de esta vitamina, le tendríamos que dar un tute al zumo que no veas tú! Como por ejemplo calentarlo a 120ºC…

En definitiva, las vitaminas no se esfuman al instante, y si conservamos el zumo tapado en la nevera, las mantendremos perfectamente 12 horas, aunque si es verdad que puede saber un poco más amargo.

Así que… ¡estruja las naranjas y disfruta de tu zumo sin prisas!

Nerea Cavero Ruiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies