¡Ya está aquí la Navidad! ¡Y con ella las comilonas! Comidas de empresa, de amigos, familiares, etc. En Hazia hemos pensado hacer un pequeño repasito de las pautas básicas a seguir para que estas celebraciones no acaben como el rosario de la aurora.

Antes:

  • Adquiere alimentos de confianza y evita los envases deteriorados.
  • Ya sabemos que es difícil…pero evita comprar en exceso, para que luego no tengas las sobras días y días en la nevera, con las bacterias de comilona también.
  • Guarda los alimentos a la temperatura que les corresponde y bien protegidos. Si tienes que dejar algún plato a temperatura ambiente, que sea el menor tiempo posible.
  • Orden en la nevera, lo crudo siempre por debajo para que no gotee sobre lo cocinado. Y no la sobrecargues, ya que impedirás que los alimentos se refrigeren adecuadamente.

Durante:

  • ¡Esas manos! ¡Que luego van a al pan! Y a lo que no es el pan…así que, todo el que quiera participar…¡A lavarse las manos lo primero!
  • Los utensilios y superficies diferentes para alimentos crudos y cocinados, y por supuesto, siempre limpios.
  • Cocina los alimentos completamente.
  • Evita los platos con huevo crudo.
  • Higieniza (limpia y desinfecta) las frutas y verduras que se vayan a consumir en crudo.

Y después…¿qué hacemos con las sobras?:

  • Guárdalas en recipientes limpios.
  • Si no vas a consumirlas en 3-4 días, congélalas.
  • Descongélalas en la nevera y consúmelas cuanto antes.
  • Si no sabes qué hacer con tanta sobra, siempre tienes la opción de participar en la Nevera Solidaria y evitar el despilfarro de alimentos. ¡Anímate!

Y sobre todo…..¡disfruta la Navidad!

Nerea Cavero Ruiz