Nos llega la noticia de que las autoridades sanitarias norteamericanas han recomendado a su población que no consuman lechuga romana debido a un brote de E. coli, que ya ha derivado incluso en hospitalizaciones, como medida de precaución hasta que se conozca el origen de dicha contaminación. Os dejamos AQUÍ la noticia para que podáis echarle un vistazo.

 

Con este tipo de alertas, surgen determinadas preguntas: ¿Es seguro consumir ese alimento del que hablan las noticias? ¿Qué es el E.coli? ¿En qué alimentos me lo puedo encontrar? ¿Qué me puede pasar si lo ingiero? ¿Cómo evitarlo?….Hemos agrupado las respuestas a estas dudas en el siguiente infograma, que esperamos que os sea útil.

 

Si queréis más información, os dejamos el enlace a nuestro curso gratuito sobre cómo evitar los peligros alimentarios en nuestro día a día pinchando en la imagen de la izquierda. ¡Siempre se puede aprender!