Este verano es distinto y seguro que tienes más ganas que nunca de evasión. Salir a pasar el día a la playa o al monte, o hacer esa barbacoa que te confirma que sí, ¡que estamos en verano! o todavía mejor ¡de vacaciones!

¿Sabes qué es también muy típico en verano? Las intoxicaciones alimentarias. Vienen siendo como aquél que aparece en la fiesta y aparentemente nadie le ha invitado y ¡ojo! que si te paras a pensar, igual hasta le has invitado tú.

¿Y por qué las intoxicaciones alimentarias son más frecuentes en verano? En 2 palabras: temperatura y relax.

Las temperaturas medias de esta época, entre 30 y 37 ºC, son las mejores para el desarrollo de, por ejemplo, Salmonella, E.coli y Listeria (que menuda movida con ella el verano pasado), así que ojito con los alimentos a temperatura ambiente, que esto es durante todo el año pero ahora con más motivo.

Y en cuanto al relax, desconecta, pero no de las medidas higiénicas con lo que te vas a comer, porque entonces los que estarán a modo “todo incluido” serán los microorganismos.

En The Traveller Cook os hemos dejado unos cuantos consejos para que disfrutes de este distinto verano con seguridad.

¡Disfrutad!