Celíaco, no marciano

Esta semana se celebra el día nacional del celíaco y en Hazia queremos aprovechar la ocasión para acercaros un poquito a este sector de la población y que seamos conscientes, en mayor o en menor medida, de lo difícil que es para ellos cosas tan sencillas para nosotros como comer un pintxo o una tapa, tomarse una cerveza, desayunar por ahí, viajar, salir a cenar,…y todo aquello que nos podamos imaginar que lleve implícito algo tan básico como comer.

¿Intolerante al gluten, alergia al trigo, sensibilidad al gluten, intolerancia al trigo? ¿Es lo mismo? ¿Son todos celíacos? ¡Pues no!

La enfermedad celiaca es una intolerancia permanente al gluten de trigo, cebada, centeno y avena, en todas sus variedades.  Nuestro intestino delgado tiene por dentro como unos “pelillos” (vellosidades intestinales) que son las que absorben los nutrientes de la comida, pero en el caso de los celíacos, la ingesta de gluten destruye esos “pelillos”, impidiendo una nutrición adecuada, y generando enfermedades como anemia, osteoporosis, problemas de tiroides, infertilidad, colon irritable, cáncer,…

Tras no pocas pruebas médicas (análisis de sangre, pruebas genéticas, biopsias, etc.) descubres que eres celíaco, y lo eres para toda la vida, no tiene cura. Y una vez llegados a este punto, la única solución es eliminar por completo el gluten de la dieta, así que a descartar el pan (ni bocatas, ni sándwiches, ni empanados, ni croquetas,…), la pasta (ni macarrones, ni fideos,…), las pizzas, la repostería y bollería (ni croissants, ni churros, ni galletas, ni pasteles,..), a empezar a descubrir todo lo que no puedes comer, a alucinar intentando controlar todo eso de la contaminación cruzada, a sacarte un máster en lectura de etiquetas, a olvidarse de la improvisación en los viajes, a desconfiar de la buena voluntad de tus allegados cuando te preparan algo sin gluten, a llenarte de paciencia frente a los “por un poco no pasa nada”, “quita esa parte y ya está”,…

¡Y por cierto! No eres un poco celíaco ni un mucho, eres celíaco o no lo eres.

Sin embargo, la intolerancia al trigo (¡y ojo! no al gluten) es la sensibilización a las proteínas del trigo, pero se puede comer otros cereales, no la podemos confundir con la alergia al trigo, que provoca reacciones de tipo alérgico, como rojeces, urticaria, rinitis, etc., y por último, la sensibilidad al gluten, que no se trata ni de una alergia ni de una intolerancia, pero la salud mejora al quitar el gluten de la dieta.

¡Pongámonos en su lugar! ¡Tienen intolerancia, alergias o sensibilidad, pero no son marcianos!

Nerea Cavero Ruiz

Leer más

Si soy comerciante u hostelero… ¿Qué información tengo que dar a mis clientes?

En otro de nuestros posts anteriores “Alérgenos en los alimentos: ¿Qué información debemos tener?” comentábamos que a los consumidores se les debe de informar sobre los alérgenos que contienen los alimentos de los productos que se les sirva o venda. Hasta aquí todos lo tenemos claro, pero además ¿qué información estamos obligados a darles? Pues bien, vamos a explicarlo, pero antes tenemos que tener presente que el objetivo de esta nueva norma es que nuestros clientes tengan esta información disponible y accesible antes de la compra.

Vayamos por partes. Si tengo un bar o restaurante, y lo que hago es servir comidas que se van a consumir in situ o incluso preparo comida para llevar, lo que tengo que comunicar a mis clientes es la denominación del producto y las sustancias que causen alergias o intolerancias. ¿Y cómo hacemos esto? Pues queda a nuestra elección, debemos buscar la forma que más se adapte a nuestra empresa y a nuestros clientes.

Si soy comerciante minorista de quesos, productos cárnicos, embutidos, pescados, pan, pasteles, etc., y lo que hago es envolver los productos que vendo, incluyendo los que elaboro, también tengo que dar la misma información (denominación del producto y alérgenos). Pero además, si elaboro digamos, unas croquetas de jamón y resalto concretamente ese ingrediente, tengo que declarar el % de jamón. Al igual que si hago unas hamburguesas de carne picada de vacuno y porcino tengo que indicar el % de cada una. Y siempre teniendo en cuenta que antes de la compra mis clientes tienen que tener accesible la información, y al igual que en el caso anterior, la forma de comunicación queda en nuestra mano.

Y… ¡Ricemos el rizo! En el caso de que envasemos los productos, tenemos que ponerles, obligatoriamente, una etiqueta. Pero ojo, aquí la cosa se complica, ya que la información debe ser más completa y, por supuesto, legible. ¿Y qué debemos poner en la etiqueta? Denominación del producto, sustancias alérgenas/intolerantes, ingredientes, cantidad de los ingredientes y la del alimento, fecha de caducidad o consumo preferente, condiciones de utilización y conservación, modo de empleo, razón social y dirección del envasador y país de origen cuando sea obligatorio.

Y tened en cuenta que en todos los casos, las bebidas alcohólicas que contengan un grado de alcohol >1,2% hay que declararlo.

Por último, me gustaría comentar que siempre existen excepciones, pero en este caso, son las menos. Y si os surge alguna consulta al respecto, no dudéis en contactar con nosotras, estamos aquí para ayudaros.

Así que manos a la obra, pongámonos en marcha para poder dar a nuestros clientes una información veraz de lo que les servimos.

 

Laura Moya Torvisco

Leer más

Urte bete egingo dugu!

Atzo izan zela dirudi baina, urte bete egingo dugu! Eta zelako urtea! Ilusioz, zalantzaz, ustekabez eta lan ordu pilo betetarikoa… Baina gogo askorekin! Hobetzekoak, ikastekoak, desberdinak izatekoak, egunez egun zerbitzu hobeago bat eskeintzekoak…

Egoeraren balantzea egiteko ordua ailegatu da, eta ozen eta argi esan dezakegu, harro gaudela HAZIA sortzeagaitik. Hobetzen segiduko dogu eta zuok barik ezin izan genezakez guzti hau lortu. Mila esker zuen laguntzagaitik, hor egoteagaitik, guri jarraitzeagaitik eta gugan jarri duzuen konfidantzagaitik!  Orain bigarrena eta hurrengoen bila!

Eskerrik asko!

Laura Moya y Nerea Cavero

Leer más

¡Cumplimos 1 año!

Zorionak Hazia

¡Cumplimos 1 año!

¡Parece que fue ayer y ya cumplimos 1 año! ¡Y menudo año! Mezcla de ilusión, incertidumbres, sorpresas, ni sé las horas de trabajo…. pero sobre todo muchísimas ganas!. Ganas de mejorar, de aprender, de ser diferentes, de ofrecer un mejor servicio día a día,…

Ha llegado la hora de hacer balance y, podemos decir a voz en grito, que estamos orgullosas de haber creado Hazia, que seguiremos mejorando y que, sin vosotros, no hubiésemos conseguido absolutamente nada. ¡Muchas gracias por vuestro apoyo, por estar ahí, por seguirnos y por contar con nosotras! ¡A por el segundo y más allá!

¡Muchas gracias! Eskerrik asko!

Laura Moya y Nerea Cavero

Leer más

Iraungitze data edo lehentasunezko kontsumoa… Desberdinak dira?

 

Iraungitze data gainditu duen produktu bat jan dezaket? Baina etiketan lehentasunezko kontsumoa dela dio… Berdina da, ezta? Edo, iraungitze data gainditu duten produktuak jan ditzakegu hala ere? Zeintzuk dira produktu horiek? Baina berdin dio, argi baldin ez badugu, zaborrara botatzen ditugu eta listo… Eta honela, denon artean 1300 milioi tona botatzen ditugu zaborrara.

Ba beno, oraingoan post honekin gure munduari  lagundu nahi diogu apur bat, eta gai honek argituko ditugu.

Iraungitze datak, janari batek hori gainditzen duenean ezin dezakegula kontsumitu adierazten du. Iraungitze data erabiltzen da, data hori gainditzean bakterio patogenoak (gaixotasunak eragiten dituzten bakterioak) sortu ditzaketen produktuekin. Janari edo produktu honek haragi, arrain, prestatutako platerrak, etabarrekoak dira. Eta zer egin dezakegu produktuak ez zahartzeko gure hozkailuetan? Praktika on bat, izoztea izango litzateke iraungitze data ailegatu baino lehen. Baina kontuan eduki behar dugu ez daitela aurretik izoztu eta desizozterakoan ahalik eta lehen kontsumitu behar ditugula.  Eta gogoan hartu desizozteko modurik onena hozkailuan egitea edo zuzenean sukaltzea dela!

Beste aldetik lehentasunezko kontsumoa dugu… Honekin elikagai industriak adierazten, eta bermatzen, digutena produktuak bere ezaugarri  organoleptikoak (usaina, kolorea, saporea, eta egitura) mantenduko dituztela da data hura ailegatu arte. Eta hemendik aurrera zer gertatzen da? Produktua beldur barik kontsumitu dezakegu, baina hori bai kolore, saporea, edo besterik galdu dituela gertatu daiteke.  Produktu honek ur gitxi dituztenak dira: zerealak, pastak, olioa, egoskariak, esterilizatutako produktuak, etabarrekoak dira.

Gai hau pixka bat argitzea espero dugu, eta honetaz idazten segituko dugu baita. Baina dudaren bat baldin baduzue  galdetu egizue!!!

 

Laura Moya Torvisco

Leer más

Fecha de caducidad o consumo preferente… ¿Hay diferencia?

¿Me puedo comer un producto caducado? Pero en la etiqueta pone consumo preferente… ¿Es lo mismo, no? ¿O hay productos que sí podemos comer aunque estén caducados? ¿Cuáles son esos productos? Pues nada, si no lo tenemos claro, cogemos la comida y la tiramos a la basura… y así entre todos y todas tiramos 1300 millones de toneladas a la basura.

Pues bien, con este post, vamos a intentar aportar nuestro granito de arena al mundo y aclarar un poquito estos dos conceptos.

Por un lado está la fecha de caducidad, esto lo que nos indica es que el producto no se puede consumir una vez sobrepasada. La fecha de caducidad se utiliza para aquellos productos que puede ser peligroso su consumo cuando la superamos, ya que pueden desarrollar bacterias patógenas (es decir, bacterias que pueden causarnos enfermedades). Estos productos son carnes, pescados, platos precocinados, etc.  Y para evitar que el producto se caduque en nuestras neveras, una buena práctica a seguir sería congelarlo  unos días antes de que se caduque. Eso si, tenemos que tener en cuenta que estos productos no han debido ser congelados previamente, y una vez los descongelemos para consumirlos lo hagamos inmediatamente después de su descongelación.  Y ya que estamos, recordad que la mejor forma de descongelar es en la nevera o cocinarlos directamente.

Y por otro lado tenemos el consumo preferente, ese gran desconocido… Lo que los productores de alimentos nos indican, y garantizan, con el consumo preferente es que el producto mantendrá sus características organolépticas (olor, color, sabor y textura) hasta esa fecha. ¿Y qué pasa a partir de ahí? Pues que podemos consumirlo, aunque quizás nos encontremos con que está un poco rancio, correoso, que ha perdido el color,…  Estos alimentos son los que contienen poco agua como cereales, pastas, aceite, legumbres, productos esterilizados, etc.

Esperemos haber aportado un poco de luz a este tema, seguiremos escribiendo sobre ello, ¡¡pero si os surge cualquier duda no dejéis de preguntarnos!!

 

Laura Moya Torvisco

Leer más

Elikagaien Manipulatzaile Ikastaroa Barakaldon

Barakaldoko deialdia errepikatzen dugu! Maiatzak 11n Higiene eta Elikagaien Manipulazio ikastaro berri bat emango dugu.

Ikastaro hau elikagai industriako langileei zuzenduta dago (jatetxeak, tabernak, opildegiak, okindegiak, elikagai merkatariak, eskolen jantokiak, egoitzak,…) eta sektore hauetan lanaren bila dauden pertsonentzako.

Ikastaroaren prezioa 20€koa da partaide bakoitzeko, 3 orduko iraupena du (9etatik 12tara), eta bukaeran, estatu mailan baliogarri den ziurtagiria (manipulatzaile karneta) daroazu.

Zure tokia gorde, informazioa eskatu edo dudaren bat galdetu nahi baldin badiguzu, gugaz kontaktatu ondorengo eratan:

Itxaroten zaitugu!

Leer más

Curso de Manipulador de Alimentos en Barakaldo

¡Repetimos convocatoria en Barakaldo! El lunes, día 11 de mayo, impartimos un nuevo curso de Higiene y Manipulación de Alimentos.

Esta formación está dirigida a trabajadores de la industria alimentaria (restaurantes, bares, pastelerías, panaderías, comercio de alimentación, comedores escolares, residencias,…) y a personas en búsqueda de empleo en este sector.

El precio por alumno es de 20€, el curso dura 3 horas (de 9 a 12 h) y, al finalizar, te llevas tu certificado (más conocido como carnet de manipulador de alimentos) válido a nivel nacional.

Si quieres reservar tu plaza, pedirnos información o preguntarnos cualquier duda que tengas, puedes hacerlo de las siguientes formas:

Consulta el siguiente enlace para más información:

Carnet de manipulador de alimentos: y esto…¿para qué?

Leer más

Alérgenos en los alimentos: ¿Qué información debemos tener?

Reglamentos, Reales Decretos, órdenes…¡que maraña de leyes y gaitas! ¡No saben hacer otra cosa que marear a los hosteleros! Si, además, luego todo esto no sirve para nada….

Pues las leyes sobre las que trata este post si que tienen su utilidad, porque hosteleros o no, lo que sí es seguro es que somos consumidores, y que, comida consumimos.

¡Pues bien! Uno de los temas más comentados últimamente en lo que a productos alimenticios se refiere, es la legislación de reciente entrada en vigor sobre la información al consumidor, concretamente, el Reglamento Europeo 1169/2011 y el Real Decreto 126/2015, de entrada en vigor el 13 de diciembre de 2014 y 28 de febrero de 2015, respectivamente.

Gracias a estas leyes, los consumidores (que somos todos) tenemos el total y absoluto derecho a tener a nuestra disposición la información de los alérgenos (entre otras cosas que iremos comentando en próximas entradas al blog)  que contienen los productos alimenticios que adquirimos, envasados o no.

Esto quiere decir, que restaurantes, bares, pastelerías, panaderías, charcuterías, y todo el largo etcétera que viene detrás, deben disponer de la información sobre alérgenos de todos sus productos, sea cual sea su modo de venta.

Sobra decir, que esta información ha de ser veraz, teniendo en cuenta las posibles trazas y contaminaciones cruzadas, y que no sirve de nada decir que cualquiera de los platos puede contener cualquier alérgeno, ya que esto iría en contra del objetivo de informar al consumidor.

En nuestra sociedad hay un importante número de personas alérgicas y/o intolerantes, para los que tener seguridad en lo que están comiendo es toda una odisea. ¡Pongámonos en su lugar!

Seguiremos comentando aspectos sobre este tema en próximas entradas (¿Qué información tengo que dar? ¿Tengo que poner etiquetas a todo?,…) ya que esto…¡Está trayendo cola!

Nerea Cavero Ruiz



 

Leer más

El arte de saborear el vino

Un vino tranquilo, un vino con un toque afrutado, un vino con un tono violeta, un vino con un aroma a madera, un vino con un final salado, un vino con una textura de terciopelo, un vino tornasolado, un vino joven… En fin, un vino para ser degustado.

Se comienza comprobando la temperatura, luego se descorcha, se sirve en la copa y empieza la función. Se acerca la copa a la nariz aspirando su olor,  Se le hace bailar para poder apreciar todas sus tonalidades, se vuelve a oler para captar sus aromas… Y por fin se cata, primero con un sorbo, luego con un trago más largo para satisfacer quizás la sed o quizás el deseo de saborearlo.

¿Y cómo saber? ¿Cómo diferenciar la copa apropiada? ¿Cómo adivinar cuál es el plato que debe acompañarlo? ¿En qué momento puedes decir que eres un sumiller?

En este mundo en el que vivimos cada vez somos más exigentes, sabemos más (o eso creemos), al cliente ya no le basta con que el caldo con el que va a acompañar una celebración, o únicamente una  conversación agradable sea “bueno”. Tal vez debamos enseñar a nuestros paladares y a los ajenos a apreciar el vino, ya que en el conocimiento esta su riqueza.

Laura Moya Torvisco

Leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies